jueves, 31 de marzo de 2011

Investigan cuántos controladores debe haber en aeropuertos en EEUU


Las autoridades federales investigan un reporte de presuntas fallas cometidas por un controlador de vuelo de la torre de control del Aeropuerto Nacional Reagan, en el estado de Virginia, el miércoles 23 de marzo de 2011.
¿Deben los aviones de pasajeros aterrizar con un sólo controlador de tráfico aéreo en servicio, aun si éste se encuentra despierto?
La interrogante surgió debido a que dos aviones descendieron esta semana sin la asistencia del único supervisor de tráfico aéreo que estaba en servicio en el Aeropuerto Nacional Reagan en Washington.
El supervisor aceptó que estaba dormido, a decir de los investigadores de seguridad, y fue suspendido.
El incidente ocurrió casi cinco años después de un accidente en el que un avión de pasajeros se estrelló con resultado de 49 personas muertas en Kentucky cuando un solo controlador se encontraba de servicio.
Los investigadores del accidente dijeron que el controlador con seguridad había sufrido fatiga, pero responsabilizaron a los pilotos por el desastre.
Sin embargo, la Asociación Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo se pronunció en aquella ocasión contra dejar un sólo controlador en los diversos turnos y establecer horarios de trabajo agotadores.
Tras el incidente en el aeropuerto Reagan, ocurrido alrededor de la medianoche del martes, las autoridades afirmaron con premura a la ciudadanía que la seguridad aeronáutica no está comprometida.
El secretario de Transporte, Ray LaHood, ordenó que se hagan exámenes a los controladores en los aeropuertos de todo Estados Unidos y que en el turno de la medianoche haya dos de ellos a partir de ahora en Washington.
El jefe de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés), Randy Babbitt, dijo que investigaba el incidente.
En "ningún momento se perdió el contacto del radar con alguno de los aviones, y nuestro sistema de respaldo se activó para garantizar el aterrizaje seguro de ambos aparatos", apuntó.
La Junta Nacional de Seguridad del Transporte emprendió su propia investigación y la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes realiza otra pesquisa.
Con seguridad el problema llegará la semana entrante en el Congreso, cuando la Cámara de Representantes analice un proyecto de ley que diseñaron los republicanos para reducir 4.000 millones de dólares al presupuesto de la FAA en los próximos cuatro años.
La agencia afirma que necesita que le asigne más dinero, no que se lo quiten.
El mayor peligro para los aviones que aterricen en la oscuridad sin asistencia de un controlador en un aeropuerto grande como el de Washington es que pueden estrellarse con el equipo o trabajadores de mantenimiento, dijeron los expertos.
Las labores de mantenimiento de las pistas se efectúan principalmente durante la noche, de acuerdo con los especialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada